Entre el amor y el miedo

A veces la mente tendrá resistencia a que expreses amor. No es seguro. De pronto se aprovecharán de ti. De pronto te partirán el corazón.

Expresar amor implica ser vulnerables, dejar que vean nuestras partes más sensibles. Al ego eso le da miedo, pues significa que, al menos por un momento, sus defensas están desactivadas. Y el ego cree que necesita defenderse todo el tiempo, ya que cree estar rodeado de enemigos que esperan la menor oportunidad para atacarlo.

El corazón, en cambio, no tiene miedo, pues sabe que los enemigos no existen. El amor se ve a sí mismo en todo y, por tanto, en vez de defenderse extiende los brazos para abrazar cada aspecto de sí mismo.

La voz que decides escuchar es una elección. Y es una elección que se refuerza a medida que eliges. Entre más sigas al corazón, más fácil te será seguirlo. Al comienzo requiere gran confianza y un salto de fe. Luego se vuelve un hábito natural. Y vale la pena. Ya que, en el fondo, se trata de la elección entre el amor y el miedo.

WhatsApp Image 2018-12-09 at 06.57.14

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu correo nuestras reflexiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s