El amor siempre está aquí

Estoy leyendo un hermoso libro del maestro Matt Kahn titulado Whatever arises, love that (“Lo que sea que surja, ámalo”). Quiero compartir un pequeño fragmento que me conmovió profundamente:

En cada respiro que tomas, el amor siempre está aquí. A través de cada encuentro personal, el amor siempre está aquí. No importa qué se junte o qué se separe, el amor siempre está aquí. En el momento de tu más grande logro o incluso en tu momento más oscuro de incertidumbre, el amor siempre está aquí. Ya sea después de una tragedia o en la presencia de tu triunfo más elevado, el amor siempre está aquí. Cuando la vida fluye inspirada y armoniosa, pero también cuando es frustrante, molesta, dolorosa o inconveniente, el amor siempre está aquí. Cuando te sientes sola o sin apoyo, el amor siempre está aquí. Sin importar lo que entiendas o lo que aún debas descifrar, el amor siempre está aquí. A pesar de tus pensamientos, sin importar lo que elijas o cómo te sientas, el amor siempre está aquí. No importa lo que te hayan hecho o lo que creas que les has hecho a los demás, el amor siempre está aquí.

Suscríbete a mi blog y recibe en tu correo cada una de mis reflexiones.