Cuando más lo necesitas

A veces, justo cuando más necesitamos hacer algo es cuando más difícil es para nosotros hacerlo. Un ejemplo es parar y pasar tiempo en silencio.

Cuando estamos ansiosos, normalmente la mente está muy activa. Quiere controlarlo todo, quiere encontrar respuestas, quiere solucionar los problemas. Debido a esto, no puede parar. Pero es justo en esas ocasiones cuando el silencio es más necesario.

Reconocer esos momentos e ir en contra de la inercia de la mente es fundamental en nuestro proceso de despertar. Esto implica permanecer en la incomodidad de no saber, sentir las emociones, el miedo, la ansiedad, la zozobra, y permitirnos estar allí tanto como sea necesario.

A veces la razón por la que no encontramos la salida es porque no podemos dejar de buscarla. Y, cuando la salida se encuentra adentro nuestro, solo podremos encontrarla cuando nos encontremos en completa quietud.

Suscríbete a mi blog y recibe en tu correo cada una de mis reflexiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s