¿Cuál es tu misión en la vida?

¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es nuestro propósito en la Tierra?

Cuando pensamos en eso, muchas veces pensamos en una actividad específica. “Mi propósito es eliminar el hambre en el mundo”. “Mi propósito es elevar la consciencia de la humanidad”. “Mi propósito es ser el mejor violinista del mundo”.

Y la verdad es que todos esos propósitos puntuales pueden ser una maravilla. Nos ayudan a ponernos en marcha. Nos dan una dirección. A veces incluso le dan sentido a nuestras vidas.

Sin embargo, hay un propósito más profundo, creo, en nuestra existencia aquí en la Tierra. Y ese es el propósito que compartimos con la totalidad. Es el propósito que tenemos en tanto que somos Uno con el Universo.

Para averiguar este propósito, por tanto, hay que preguntar: ¿qué es lo que busca el universo a través de nosotros?

La respuesta, creo, es la siguiente: el Universo busca experimentarse a sí mismo a través de nosotros. El Universo busca volverse consciente de sí mismo a través de nosotros. El Universo busca despertar a través de nosotros. Si ese no fuera el propósito del Universo, no estaría sucediendo.

En consecuencia, nuestro propósito más profundo es experimentar la vida, ser conscientes de nosotros mismos y despertar nuestra consciencia.

Cada vez que eres plenamente consciente de ti misma estás cumpliendo tu propósito más elevado, tu deseo más elevado, que es despertar.

El famoso científico Carl Sagan decía que somos polvo de estrellas. Y es cierto. Cada uno de los átomos que forma parte de nuestro cuerpo fue parte alguna vez de una estrella. Y somos ese material estelar que comienza a tomar consciencia. En nosotros las estrellas despiertan.

Persigue tus sueños. Lucha por ser mejor. Haz lo que puedas por cambiar el mundo. Pero no olvides que, pase lo que pase, e independientemente de si logras o no esos objetivos, ya estás cumpliendo en cada momento tu mayor propósito: permitirle al Universo, del que no estás separada, despertar en ti y a través de ti.

Suscríbete a mi blog y recibe en tu correo cada una de mis reflexiones.