Una oportunidad para meditar

En algunas técnicas de meditación se utiliza un objeto en el que ponemos nuestra atención. Por ejemplo, ponemos una vela encendida en frente y llevamos a ella nuestra atención. Así, la vela se convierte en nuestro objeto de meditación; en una invitación a conectarnos cada vez más profundo con el momento presente.

Hace poco tuve una crisis de dolos en mi columna vertebral debido a una hernia discal, y me vi enfrentado a la incomodidad del dolor. Al comienzo, quise escapar de la incomodidad a través de distracciones. Pero luego, al mirar más profundo, vi que hay allí una gran oportunidad para meditar y para conectarme más profundo conmigo.

Recordé una charla del maestro Eckhart Tolle en la que dice que también podemos usar las emociones y sensaciones físicas (incluido el dolor) como objetos de meditación, llevando allí profundamente la atención. Y luego de llevar la atención, tener la intención de abrazar la emoción o sensación con amor y apertura. Y si hay resistencia y no podemos abrazar la sensación en ese momento, entonces podemos convertir a la resistencia misma en un objeto de meditación y abrazarla con amor.

Luego, aquello que parecía una piedra en el camino revela su naturaleza de regalo, y vemos que todo está diseñado para que amemos cada vez más profundo todos los aspectos de nuestro ser.

Suscríbete a mi blog y recibe en tu correo cada una de mis reflexiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s