El que mucho abarca poco aprieta

No sé qué ejemplo específico tendría en mente la persona que inventó este refrán, pero me imagino a alguien que trata de amarrar muchas maletas en poco tiempo para sujetarlas a la parte trasera de una carreta. Como tiene poco tiempo para hacer cada nudo, todas las maletas quedan mal amarradas y se caen al piso cuando la carreta comienza a moverse. Resultado: la persona pierde su tiempo y daña las maletas. Excepto por el aprendizaje, hubiera sido mejor que no hiciera nada. Y es pertinente aquí otro refrán que me gusta mucho: del afán no queda sino el cansancio.

Son sabios refranes. Me hubiera gustado ponerlos en práctica cuando entré a la universidad. Quería aprender muchos idiomas y por eso me metí a clases de alemán, francés, inglés y griego al tiempo, además de las materias propias de mi carrera. El resultado: no aprendí ninguno de esos idiomas y sufrí para pasar las otras materias que estaba viendo. Quería tenerlo todo y por eso me quedé sin nada. Solo después he comenzado a aprender idiomas, uno por uno. Sin afanes. Eso sí funciona.

Lo mismo nos pasa con todo. Hacemos una lista de quince propósitos de año nuevo y nos cansamos a las dos semanas. Porque es muy difícil crear diez hábitos al tiempo: voy a meditar una hora al día y voy a dejar de comer azúcar y voy a dejar de fumar y voy a ir tres veces por semana al gimnasio y voy a leer un libro a la semana y voy a levantarme a trotar a las cinco de la mañana y voy a comenzar clases de piano y voy a… cansarme a las dos semanas y no voy a cumplir ninguno de los propósitos y voy a sentir que no hago lo que me propongo y me voy a deprimir… etcétera.

¿Te leíste un libro fantástico sobre consejos financieros o sobre cómo estar presente? Qué bueno. Solo recuerda que no tienes por qué poner en práctica todo al tiempo. Basta con que elijas una sola cosa. Cuando ya sea un hábito que no requiera esfuerzo permanente, pasa a la siguiente. Entonces te sentirás bien contigo misma y estarás motivada para emprender más cosas y aumentará tu confianza en ti misma.

Mejor poco a poco. ¿Cuál es el afán? ¿Por qué la necesidad de perfección?

Foto tomada de la cuenta de Instagram de Dan Mahony.

Suscríbete a mi blog y recibe en tu correo una reflexión para cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s